Comunicados

Por la vida de las niñas y las mujeres

32 organizaciones piden la despenalización del aborto en Paraguay

Pronunciamiento por el 28 de Septiembre, Día internacional por la despenalización del aborto en América Latina y El Caribe

Hoy, 28 de septiembre de 2015, Día Internacional por la Despenalización del Aborto en América Latina y El Caribe, activistas sociales de diversas organizaciones del Paraguay nos unimos para expresar nuestras preocupaciones y exigencias al Estado paraguayo con relación al respeto y garantía a los derechos reproductivos de las mujeres.

C28-py_01El reciente caso de Mainumby, la niña de diez años abusada sexualmente, embarazada y obligada a llevar a término la gestación, conmocionó al Paraguay y al mundo, por el riesgo que esto implicaba para la vida de la niña y porque no se tuvo en cuenta su derecho de decidir frente a un embarazo forzado. Se pudo visualizar cómo los derechos no cuentan cuando prevalecen los fundamentalismos, que atacan a los seres humanos en su integridad básica, que es el derecho a la vida. El Estado paraguayo mostró, una vez más, que se deja regir por las fuerzas conservadoras que habitan en su seno, en las distintas instancias públicas: Ministerio Público, Poder Judicial, Secretaría de la Niñez y la Adolescencia, Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social y otros organismos que tienen como función proteger la vida y los derechos de todas las personas en el Paraguay.

El caso de esta niña, que hoy ya es madre, mostró una situación recurrente en nuestro país: la de cientos de niñas y adolescentes abusadas y con embarazos forzados que llegan a término, convertidas a destiempo en niñas-madre. En Paraguay se estima que un 20% de los embarazos son de adolescentes y, además, ostenta los peores indicadores de mortalidad materna de la región, siendo un 15,16% de estas muertes de niñas y adolescentes. La ausencia de una postura  independiente y aconfesional del Estado paraguayo expone a las mujeres, y en especial a las niñas y adolescentes, a embarazos no deseados y a condiciones que ponen en riesgo la salud y la vida de las mismas, pues la posibilidad de sufrir complicaciones y muerte  es   cuatro veces mayor en un embarazo en esta etapa de la vida.

Al no tomar medidas que pudieran evitar o tan sólo disminuir esta realidad, se confina a las mujeres a una vida marcada por la violencia desde temprana edad, y también a la pobreza, porque la mayor parte de las madres adolescentes provienen de hogares pobres, de barrios populares y rurales. Así, cientos de niñas abusadas han sido despojadas de la posibilidad de vivir una niñez y adolescencia plena, por no haber accedido a información oportuna, veraz e imparcial ni a una atención de calidad y calidez acorde a su edad y a sus necesidades más sentidas.

En el caso de la niña Mainumby, se mostró además la peor cara del Estado paraguayo: sus falencias en la atención oportuna a la salud, la desidia en la actuación fiscal, la actuación judicial injusta –preocupada más de criminalizar a la madre antes que de proteger a la niña en peligro–, el desentendimiento de los mecanismos de protección, lo que derivó en un encierro y aislamiento injusto de la niña. Aún hoy, luego de haber destrozado sus condiciones de vida y autonomía, el Estado sigue sin responder ni dar apoyo a la niña Mainumby y a su madre.

Paraguay debe reducir las enormes brechas de desigualdad de género existentes, debe garantizar la maternidad voluntaria y segura y el acceso de las niñas y las mujeres a sus derechos, en igualdad de condiciones. Por ello, exigimos al Estado paraguayo:

  • Que cese la criminalización hacia las niñas y mujeres y que adopte medidas que protejan sus derechos.
  • Que cese la institucionalización indebida e innecesaria de las niñas, que no las protege sino que las aísla y obliga a proseguir embarazos forzados por violación. El Estado debe garantizar el derecho a vivir con sus familias, evitando despojarlas de sus hogares.
  • Que establezca protocolos de actuación claros y una coordinación interinstitucional que garanticen la atención integral de las niñas y mujeres que sufren abusos sexuales y embarazos forzados por violación, así como protocolos para la investigación adecuada a los estándares de derechos humanos.
  • Que ofrezca a las niñas con embarazos forzados la opción de la interrupción debido al riesgo de vida que implica para ellas la gestación, contemplando la única exención de pena que existe en nuestro Código Penal vigente.
  • Que garantice la prestación de servicios en los establecimientos de salud públicos y el apoyo y atención adecuada a las mujeres y adolescentes que decidan de forma autónoma proseguir con sus embarazos.
  • Que establezca las medidas necesarias para prevenir, proteger, castigar, reparar y erradicar las gravísimas manifestaciones de violencia en todas sus formas, especialmente aquellas que atentan contra la autonomía sexual de niñas y mujeres.
  • Que desarrolle de manera urgente una política de educación en sexualidad, e información y orientación a niñas, niños y adolescentes sobre protección ante el abuso sexual.
  • Que apruebe la Ley de Salud Sexual, Reproductiva y Materno Perinatal, que desde hace años estamos reclamando.
  • Que actúe de manera aconfesional y según los principios de laicidad del Estado paraguayo, de acuerdo con lo establecido en el artículo 24 de la Constitución Nacional, que dispone que “ninguna confesión tendrá carácter oficial”.

Finalmente, exigimos a la Comisión Nacional para el Estudio de la Reforma del Sistema Penal y Penitenciario y al Congreso Nacional que contemplen y aprueben la despenalización del aborto, especialmente en los casos de violación, incesto, malformaciones que derivan en inviabilidad fetal, peligro de la salud física y mental o de la vida de la mujer y por el derecho de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos.

Ninguna niña obligada a ser madre

Maternidad voluntaria

Despenalización del aborto: derecho de las mujeres a decidir

Firman: Aireana, Grupo por los Derechos de las Lesbianas; Articulación Nacional de la Campaña por una Convención Interamericana de Derechos Sexuales y Reproductivos; Asociación Campesina e Indígena del Guairá (ACIG); Asociación de Artesanas Nivachei; Asociación Kuña Róga; Asociación Panambí de Travestis, Transexuales y Transgéneros; Asociación Tatarendy, Apoyo Integral a Mujeres Trabajadoras Sexuales; Asociación Trinidad; Base Educativa y Comunitaria de Apoyo (BECA); Campaña 28 de Septiembre por la Despenalización del Aborto en América Latina y El Caribe – Paraguay; Católicas por el Derecho a Decidir – Paraguay (CDD-Py); Centro de Documentación y Estudios (CDE); Colectivo de Mujeres 25 de Noviembre; Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres – Paraguay (CLADEM Paraguay); Comité de Mujeres Santa Clara (San Pedro); Coordinación de Mujeres del Paraguay (CMP); Coordinadora Nacional de Organizaciones de Mujeres Trabajadoras Rurales e Indígenas (Conamuri); Equipo Feminista de Comunicación (EFC); Escalando, Asociación de Personas Trans del Paraguay; Federación de Mujeres del Paraguay (FMP); Grupo Juvenil Niño Salvador; Grupo Luna Nueva; Juventud del Partido País Solidario; Las Ramonas; Movimiento Nacional por el Derecho a la Salud; Movimiento Político Kuña Pyrenda; Mujeres Sindicalistas del Paraguay; Organización Campesina de San Joaquín (OCSJ); Organización Cultiva Paraguay; Organizadas por un Mismo Ideal (OPUMI); Presencia Joven; y Unidas en la Esperanza (UNES).

Most Popular

To Top
Leer entrada anterior
Vuelve el cine LesBiGayTrans

11° edición del Festival Internacional de Cine LesBiGayTrans de Asunción Del 6 al 11 de julio, se ofrecerán funciones gratuitas y actividades en el Centro...

Cerrar